Resultados

A pesar de que el objetivo marcado era muy optimista, 3.300 millones, la reaseguradora consiguió cerrar el ejercicio casi en el nivel previsto, teniendo en cuenta que el resultado parcial del cuarto trimestre, 700 millones, fue inferior al del año anterior, 1.200 millones. Como consecuencia de este resultado, se anunció un dividendo de

7,75 euros por acción, sujeto a la aprobación del consejo de administración de la compañía de reaseguro.

El CFO, Jörg Schneider, se mostró satisfecho con el resultado, del cual expresó que indica que los accionistas están recibiendo un rendimiento atractivo y confiable por su inversión en Munich Re.

Analizando los resultados, la compañía se ha visto expuesta a diversos efectos negativos, como los bajos rendimientos financieros y un efecto negativo de los tipos de cambio. Por otra parte las pérdidas en reaseguro de daños y accidentes fueron menores de los esperados, con lo cual se liberaron reservas de pérdidas de años anteriores.

La contribución del reaseguro al resultado obtenido fue de 2.900 millones de euros, distribuidos en 400 millones en vida y 2.500 millones en daños y accidentes con un ratio combinado de 92,7%.

El volumen de primas brutas se redujo hasta los 26.800 millones de euros, en parte por la evolución negativa del tipo de cambio, que provocó un efecto negativo de casi el 2% en el cómputo de primas.

En cuanto a los gastos de pérdidas por eventos catastróficos, los más importantes soportados por la compañía fueron: la tormenta de nieve de febrero en Japón, con un coste de 305 millones de euros, y las reservas de 59 millones de euros por el huracán Odile en México.

Fuente: Munich Re

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices