España

La internacionalización del sector del reaseguro en España le hace converger hacia las tendencias globales de la industria reaseguradora.

Como ya es habitual durante la celebración del ENTRE, JoseRamón Jócano, senior advisor de Nacional de Reaseguros, presentó el informe anual sobre la situación del mercado elaborado por la reaseguradora española.

El informe confirma la relativa salud de hierro del seguro español así como la pasividad del reaseguro mundial frente a la sistemática reducción de márgenes, hecho que no resulta ninguna novedad.

Analiza el entorno económico, haciendo hincapié en la paradoja actual en que se encuentran las entidades financieras, que prácticamente están pagando por prestar dinero, hecho al que no se encuentran ajenas las inversiones de las aseguradoras. Igualmente se remarca la confirmación de la tan anunciada desaceleración económica mundial, a pesar de los esfuerzos de los bancos centrales.

En cuanto al reaseguroa a nivel mundial, remarca los años 2017 y 2018 como especialmente gravosos, ya que después de unos años de bonanza, se ha superado la media histórica de siniestralidad. Lamenta José Ramón Jócano que esta circunstancia no ha sido aprovechada por las compañias de reaseguro para ajustar sus tarifas, que lleva años con una tendencia decreciente. Según indica, los reaseguradores ya expresan la intención de corregir las tarifas al alza, pero faltan estímulos superiores para pasar a la acción

Continúa el informa con un breve análisis de la situación en España del sector de seguro, y con mayor detalle del mercado de reaseguro.

El mercado español, maduro y competitivo sigue su concentración en lo referente a compañias, con un destable nivel de solvencia y profesionalidad. Ello le lleva a estar en decimocuarto puesto a nivel mundial.

En cuanto al reaseguro en España, se constata a nivel estadístico un equilibrio entre reaseguro cedido y aceptado que se inició en el año 2010. Eso sí, con un crecimiento continuado que eleva el volumen de primas de reaseguro aceptado a 7.525 millones de euros y el cedido y retrocedido a 8.004 millones de euros. Estas cifras representan un 11.6% y un 11.1% respectivemente, de total de primas del sector asegurador español, 62.302 millones de euros.

Entrando al detalle del reaseguro cedido y retrocedido, las primas de 8.004 millones de euros se encuentran mayoritariamente concentradas en los ramos no vida, con 7.168 millones, cifra que representa casi el 90% del volumen total.  En general, el volumen de de primas contratadas en este apartado han ido creciendo, un 52% acumulado desde el año 2014, aunque el porcentaje contratado a través de reaseguradoras nacionales, a pesar de crecer tambíen en volumen, pasando de 2.369 a 3.201 millones de euros en los últimos cinco años, ha disminuido ligeramente los últimos años, representando a cierre de 2018 un 40% del total de primas. No obstante, estas cifras significan un crecimiento de mas de 800 millones de euros en primas en cinco años para las reaseguradoas españolas.

En cuanto al resultado técnico del reaseguro cedido y retrocedido, las cifras presentadas por Nacional de Reaseguros, elaboradas principalemente en base a los informes anuales de la DGS, resaltan la recuperación en 2018 de las nefastas cifras del 2017, que situaron el resultado técnico en negativo, aunque por debajo de la media de años anteriores.

Por otra parte, en lo referente al reaseguro aceptado, el volumen global practicamente se ha duplicado en los últimos diez años, con un crecimiento continuo, excepto en 2017 en que el crecimiento fue mínimo, que ha llevado a totalizar 7.525 millones de euros en primas de reaseguro aceptado para 2018. De este total, 5.424 millones de euros corresponden a la aceptacion por reaseguradoras puras, lo que representa el 72% del volumen de primas. Hay que destacar que el ratio de primas aceptadas a entidades extranjeras ascendió desde el 68% en 2014 al 70% en 2018. Este incremento del ratio sumado al incremento global de volumen, implica que las reaseguradoras españolas han crecido en 2018 en un volumen anual de primas de reaseguro aceptado procedente de fuera del mercado nacional por un total 1.553 millones de euros mas respecto al año 2014. Ello es prueba fechaciente del buen hacer en la internacionalización de las reaseguradoras españolas.

El resultado técnico sigue la misma linea que el seguro directo, aunque despues de la catastrófica temporada 2017 que situó el margen en negativo, se ha recuperado un resultado positivo, aunque notablemente mas bajo que en los años precedentes.

Puedes descargar el informe completo en este enlace

Fuente: Nacional de Reaseguros

 

Buscar

twitter

Suscripción de e-mail

Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices