España

El director del equipo de análisis de solvencia crediticia de las compañías de reaseguro de Standard & Poors (S&P), Peter McClean, ha advertido de que el 'rating' de las firmas españolas del sector no podrá mejorar hasta que no lo haga la calificación del riesgo soberano de España.

En declaraciones a Europa Press durante la 'XVII Jornada de Expectativas de Renovación de los Programas de Seguros para 2013' organizada por la Asociación Española de Gerencia de Riesgos y Seguros (Agers), McClean ha afirmado que el 'rating' de España "es un techo para que el de las aseguradoras mejore".

 

El directivo ha explicado que, aunque no hay una vinculación "automática" entre las calificaciones de las compañías y la del país, "como regla general, el 'rating' soberano indica el riesgo del Estado, es decir, los riesgos que conlleva operar en un determinado país".

"Si existe una debilidad en la economía de un país, puede repercutir en las inversiones, la rentabilidad o en la cantidad y calidad del capital de una empresa", ha resaltado McClean.

No obstante, el director del equipo de solvencia crediticia del sector de reaseguro de S&P ha matizado que la agencia puede asignar 'ratings' superiores a las firmas, "como es el caso de Mapfre, que tiene una calificación de 'BBB+', dos escalones por encima que la de España, que actualmente es 'BBB-'".

En este sentido, McClean ha señalado que esto se debe a que la aseguradora "cada vez tiene menos porcentaje de su negocio en España". Asimismo, ha mencionado el caso del Grupo Catalana Occidente, "cuyo 'rating' está un escalón por encima del soberano debido a la adquisición de la compañía Plus Ultra Seguros, antes Groupama Seguros".

El directivo de la agencia de calificación ha destacado que, aunque a nivel global las perspectivas de las empresas del sector del reaseguro han pasado de ser perspectivas positivas a negativas en el último año y de que ninguna firma ostenta un 'rating' de 'triple A', "las calificaciones son estables, pues el promedio está dentro de 'A'".

Para S&P, la industria de los seguros "tiene una capacidad mayor para gestionar los riesgos, a pesar de que su renta se encuentra bajo presión por motivos económicos y como consecuencia de que las primas casi no crecen".

"NO QUEREMOS SER UN PUNTO DE REFERENCIA PARA LOS INVERSORES"

Peter McClean ha asegurado que a las agencias de 'rating' no les gusta ser un "punto de referencia" para los inversores dentro de los mercados financieros. "No nos gusta ese papel", ha aseverado el directivo, para quien las calificaciones tienen un peso "excesivo" actualmente.

Apelado por varios directivos de compañías españolas que se encontraban en la convención y que se han quejado de que la calificación de España les complica la gestión del riesgo, McClean no se ha mostrado de acuerdo "con esa práctica en el mercado del reaseguro que dice que las calificaciones por debajo de 'A' no sirven para nada".

"Lamentablemente, el mercado ha trazado una línea por debajo de 'A' con la que no estamos de acuerdo", ha asegurado el analista, quien ha recalcado que las agencias "no pueden hacer nada para cambiar las prácticas del mercado".

Como conclusión, S&P ha señalado que, a nivel global, hay "bastante estabilidad" en el mercado asegurador de todo el mundo, aunque ha avisado a las empresas europeas que están buscando la diversificación en regiones como Asia u Oceanía de que "tengan cuidado, pues, aunque diversificar es bueno, tienen sus riesgos".


Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices