Europa

Europa occidental todavía se está adaptando a un tenso entorno del re / aseguro marcado por una conjunción de factores, como el ablandamiento del mercado o las tasas de interés negativas que siguen pesando en la adecuación del capital.

Esto es lo que sugiere un reciente informe de la agencia de calificación Standard & Poor's

después de analizar una muestra de 40 aseguradoras con mayor índice pertenecientes al Reino Unido, Francia, Holanda, Alemania, los países nórdicos, Bélgica, España e Italia, que también incluyen varías líneas globales de reaseguro.

Al respecto sorprende que todas las aseguradoras todavía tengan que cumplir con la regulación Solvencia II impuesta en Europa que les obliga a realizar copias de seguridad de las inversiones en las clases de activos con más capital de mayor riesgo.

S & P cree que la mayoría de las aseguradoras en Europa seguirán actuando sobre las estructuras de productos y precios, y tomando medidas de gestión de los pasivos, tales como el cierre de negocios o externalización de más riesgo para mejorar su capacidad de recuperación del balance en los años venideros.

Sin embargo, según ha asegurado Lotfi Elbarhdadi, analista y autor del estudio “creemos que sería una exageración hablar de una repentina transformación de los modelos de negocio dentro de las limitaciones de un entorno altamente competitivo en toda Europa, aumento de los mecanismos de protección de los consumidores, la regulación en evolución, y un mayor escrutinio por parte de los reguladores locales. Los cambios son probables pero de forma gradual”. 

Buscar

twitter

Suscripción de e-mail

Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices