Internacional

Las pérdidas en el segundo trimestre podrían superar por mucho los cálculos iniciales, según analistas de JP Morgan.

De acuerdo a las cifras que maneja la entidad financiera se espera que el alto nivel de actividad catastrófica en este segundo trimestre pueda ocasionar un exceso de pérdidas en los presupuestos de las reaseguradoras.

En líneas generales, JP Morgan predice que las reaseguradoras

reportarán los resultados más débiles en el segundo trimestre una vez dilucidados los resultados definitivos. Esto es debido a una frecuencia de catástrofes mayor que incluye algunos eventos muy costosos como el incendio forestal en Canadá, los terremotos en Japón, o inundaciones en parte de EE.UU y Europa.

“Esperamos mayores pérdidas en el segundo trimestre que pueden sin embargo equilibrarse por la mejor experiencia del primer trimestre, de tal manera que las pérdidas totales pueden estar cerca de los niveles presupuestados” ha argumentado la entidad financiera.

Al respecto JP Morgan espera más de 13.300 millones de dólares en pérdidas catastróficas en el segundo trimestre, de las cuales las reaseguradoras tendrán que sufragar 7.000 millones de dólares, es decir el 50 % de las pérdidas. En consecuencia algunos valores vinculados al seguro (ILS) se verán también afectados.

Después de un entorno de pérdidas benignas las compañías han confiado su estrategia en la liberación agresiva de reservas. Sin embargo, acorde a las actuales condiciones, las reaseguradoras podrían encontrarse en una situación más difícil.

“Es probable que sea el período más caro para las reaseguradoras desde 2011”, sentencia JP Morgan.

En caso de que las pérdidas continúen la tendencia marcada en el segundo trimestre para el resto del 2016, será interesante ver el impacto en los resultados de las reaseguradoras, especialmente si la capacidad de liberar las reservas continúa disminuyendo.

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices