Internacional

La cuantificación de los eventos catastróficos siempre es un factor a tener en cuenta considerando que al ser susceptibles de cobertura por las grandes compañías afectan directamente a los intereses del reaseguro. Por eso siempre es interesante valorar la información que reportan asesoras especializadas en el sector como Aon Benfield que en esta ocasión ha lanzado un informe global de catástrofes donde analiza el impacto de los desastres

naturales que tuvieron lugar en febrero alrededor del mundo.

Dicho informe revela que en el Hemisferio Sur se registraron los más fuertes ciclones tropicales. En concreto el ciclón tropical Winston registró vientos máximos sostenidos de 295 kph (185 mph) y tocó tierra en la isla más grande y poblada de Fiji (Viti Levu), ocasionando la trágica muerte de al menos 44 personas y el daño de 24.000 hogares. Unas cuantiosas pérdidas que equivalen aproximadamente al 10 % del PIB de Fiji.

Mientras tanto en el hemisferio norte también se dieron tormentas severas, concretamente en los EE.UU, con la mayor cantidad de tornados que sufría el país desde 2008. En el estado de Virginia es donde de forma más virulenta se reveló este fenómeno. A la espera de calcular las pérdidas ya estiman que ascenderán a los 1.000 millones de dólares que también incluyen los daños resultantes de la nieve y hielo. La industria aseguradora espera pérdidas que lleguen a superar mucho estas estimaciones iniciales.

Ya en Europa las tormentas de viento Norkys y Ruzica propiciaron inundaciones costeras en Irlanda y Reino unido. Sus pérdidas económicas se estiman en 160 millones de euros.

"A pesar de comenzar a mostrar signos de debilitamiento en el Océano Pacífico central y oriental, El Niño dejó su huella en muchos desastres naturales ocurridos a nivel mundial en febrero. De tocar tierra con una intensidad récord el ciclón tropical Winston en Fiji a inundaciones por lluvias en California a la peor sequía en décadas en regiones del sudeste de Asia y África, es evidente que el fenómeno de El Niño, seguirá afectando los patrones atmosféricos y oceánicos en los próximos meses. Estos eventos representan un riesgo mayor sobre los presupuestos gubernamentales de recuperación de desastres. Ello refuerza la importancia del seguro y el análisis de riesgos; particularmente en los países con niveles más bajos de penetración de seguros”.

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices