Internacional

Como cada año la reaseguradora líder mundial Swiss Re publica su interesante estudio SIGMA sobre los grandes eventos catastróficos que sirven para evaluar el coste de estos riesgos.

El dato más significativo es que las pérdidas aseguradas globales tanto de catástrofes naturales como provocadas por el hombre fueron de 37.000 millones de dólares en 2015, muy por debajo del promedio

anual de 62.000 millones de dólares en los últimos 10 años.

No obstante en el mismo año se registraron 353 eventos catastróficos, de los cuales 198 eran catástrofes naturales, que es el número más alto de acuerdo a los registros SIGMA – si bien en su conjunto han resultado menos trascendentales -.

Las pérdidas económicas totales de todos los desastres, incluyendo los eventos naturales y artificiales, ascendieron a 92.000 millones en 2015 (113.000 millones de dólares en 2014). De los cuales alrededor de 80.000 millones de dólares se debieron a catástrofes naturales y principalmente al terremoto de Nepal como el que mayor daño ha causado.

En cualquier caso las pérdidas económicas mundiales están muy por debajo de la media anual de los 10 años previos con un promedio de 192.000 millones de dólares. Este dato positivo se debe en parte a la temporada benigna de huracanes en los EE.UU.

Análisis aparte merece el caso paradigmático de las explosiones en Tianjin que ha puesto de relieve el riesgo de acumulación en grandes centros de transporte, como los puertos. La gravedad de estas explosiones supone el mayor evento de pérdida asegurada en 2015, así como el evento catastrófico más importante provocado por el hombre por el hombre jamás registrado en Asia, y uno de los eventos de pérdida de seguros más destacados en todo el mundo.

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices