Internacional

Martyn Calle, Director Senior de Fitch, ha comentado en una sesión informativa sobre la perspectiva global en 2016, que prevé un ligero descenso en la suscripción de primas netas. De 108.000

millones de dólares en 2014, pasaríamos a cerca de 106.000 millones este año, y dada la debilidad de la economía mundial, la demanda de reaseguro seguirá a la baja en 2016. Además, las pérdidas por catástrofes, actualmente en un nivel muy bajo, deberían volver a los niveles históricos habituales.
Serían las reaseguradoras más pequeñas las que podrían estar en problemas, debido a la falta de diversidad en sus productos, y su vulnerabilidad ante catástrofes naturales. Las mayores reaseguradoras, según Fitch, están en condiciones de adaptarse al mercado cambiante.
La empresa de calificación augura nuevas fusiones y adquisiciones, pero señala que es necesario evitar cualquier complacencia en este asunto, puesto que la mayoría de las fusiones y adquisiciones son de medianas y pequeñas empresas, y esto en un mercado exprimido, no es necesariamente viable desde el punto de vista económico.
La entrada de capital alternativo continúa, aunque su cantidad se ha reducido ligeramente. Los precios de títulos de seguros se han estabilizado, lo que significa que los inversionistas pueden tener un apetito inferior en el futuro.
Fitch concluye que, aunque la perspectiva es estable, una gran catástrofe o un desastre inesperado podrían provocar un shock con consecuencias negativas para el mercado del reaseguro.
Fuente: Fitch

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices