Internacional

El año 2019 se ha caracterizado por múltiples catástrofes naturales que han elevado las pérdidas aseguradas por encima de la media.

Este incremento, que el bróker de reaseguro AON cifraba en un 6% en su informe anual, puede parecer simplemente un pequeño repunte, aunque ciertamente los eventos catastróficos están creciendo en número y magnitud.

El año pasado podemos recordar el huracán Dorian, los tifones Hagibis y Faxai, las inundaciones en la India y sur de África, como los mas destacados provocados por la naturaleza.

Por otra parte, se han empezado a publicar resultados anuales de las compañías de reaseguro, y en bastantes casos se empieza a ver que en bastantes casos las cuentas de beneficios se han reducido a pesar del aumento del volumen de primas emitidas. Evidentemente, ello es imputable a esta supuesta excepcional punta de siniestralidad.

Hay que tener en cuenta que arrastramos un largo periodo de mercado de reaseguro blando, es decir, con precios bajos, y que el actual entorno de tipos de interés bajos tampoco ayuda al sector.

Es por ello que se empiezan a oír las primeras voces anunciando la llegada de un mercado mas duro. Fitch, la agencia de calificación, ya ha pronosticado subidas en las renovaciones.

En unas recientes declaraciones al periódico mexicano “El Asegurador” por parte de Horst Ágata, Director General de GenRe, según las cuales “urge encontrar esquemas y revisar o desarrollar modelos de negocio que faciliten una relación win-win con los cedentes del riesgo, y más aún dentro de un entorno en el que los rendimientos financieros son marginales”, se apunta también a la llegada del mercado duro.

Uno de los puntos clave para confirmar la llegada de este mercado mas duro, será la política de suscripción de las compañías. Es totalmente cierto que una de las primeras medidas a tomar para recuperar la senda de unos beneficios adecuados es ejercer una política de suscripción mas estricta.

Actualmente, ya hay hechos en el mercado que lo confirman: Mapfre Re ha endurecido sus criterios de suscripción, y SCOR ya anunció que en sus renovaciones ha primado antes la recuperación de la rentabilidad que el mantener el volumen de primas.

Cierto es también que es muy difícil incrementar tarifas a clientes de muchos años, pero nada impide aplicar políticas mas restrictivas a clientes ocasionales o poco fieles.

Esta situación de un doble rasero según el histórico del cliente, colocaría al mercado en una situación un poco extraña, ¿un mercado variable?, pero es una posible realidad: Mercado normal para unos, y mercado duro para otros.

Sea como sea, los próximos meses, y en especial las renovaciones de junio, tienen que confirmar este posible cambio de tendencia.

 

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices