Internacional

Al término de este segundo trimestre ya se conoce el impacto en cifras de los múltiples y amplios eventos catastróficos durante este periodo. Según informa la entidad financiera JP Morgan es probable que las pérdidas asciendan a 13.300 millones de dólares, de los cuales se espera que las reaseguradoras globales asuman aproximadamente el 50%, o un 6.700 millones de dólares en pérdidas.

Después de un periodo prolongado

de pérdidas benignas por catástrofes globales han sucedido una serie de eventos significativos que incrementan las pérdidas más allá de los 13.000 millones de acuerdo la opinión experta de los analistas.

“Estimamos que las pérdidas aseguradas pueden superar los 13.000 millones en el segundo trimestre, lo que equivale al 37% de la cifra de 35.000 millones registrada para la totalidad del 2015, y más cerca de la tasa de proyección media a largo plazo que asciende a 51.000 millones por año” dijo JP Morgan.

Sobre estas pérdidas, tal y como señalábamos, más o menos un 50 % de las pérdidas serán asumidas por la industria del reaseguro, lo que afectará indudablemente a los valores vinculados a seguros (ILS) y fondos.

En esta línea el corredor de reaseguros Aon Benfield ya predijo sobre los eventos catastróficos sólo contabilizando mayo costarían a la industria al menos 7.000 millones de dólares.

Particular atención merecen los incendios forestales de Fort McMurray, considerado el evento catastrófico más costoso en la historia de Canadá, que podría elevarse a los 6.900 millones de dólares.

También cabe recordar las pérdidas en  Kumamoto la región de Kyushu (Japón) que fue devastada por un terremoto, y según los más recientes informes las pérdidas han aumentado un 13% en una semana, alcanzando la marca de 3.000 millones de dólares. Sin embargo, para este evento se espera que el impacto de los fondos ILS sea mínimo ya que la mayoría de las estructuras cubren las pérdidas.

Otro evento relevante es una serie de granizos perjudiciales y costosos cuyas pérdidas se acercan a los 3.000 millones de dólares. En otros lugares, J. P. Morgan toma nota de las inundaciones en Francia y Alemania, las tormentas en algunas partes de Australia, y un terremoto en Ecuador como eventos catastróficos notables.

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices