Internacional

El mercado del reaseguro ha tenido, durante los últimos años, fuertes movimientos que obligan a cambios estructurales en las políticas de cobertura, las normativas internacionales han cambiado y la competencia, tanto en precios como en condiciones se ha visto marcada por ellos, esto significa una amenaza constante para el mercado tradicional del reaseguro.

Según Martin Street, el director de Fitch Ratings, el mercado de reaseguros está bajo amenaza, y no hay mucha esperanza de que esta situación mejore en un futuro, obviamente esto generará un mayor problema para aquellas compañías reaseguradoras que basan su negocio en el seguro contra catástrofes.

El mercado blando y las bajadas de precios que han soportado las reaseguradoras, se han expandido más allá del seguro catastrófico, un factor que se añade a la baja rentabilidad de la inversiones, a una competencia cada vez más dura, marcando con ello un camino que lleva a que el mercado del reaseguro puede que no vuelva a ser el mismo.

Y aunque no se trata de una buena época para las compañías reaseguradoras, según el ejecutivo de Fitch, se superaron las expectativas que se tenían en cuanto a la productividad del mercado reasegurador. Sin embargo, las reservas de estas compañías no ha podido acrecentarse de la manera que se esperaría debido a que desde el año 2012 han ocurrido una serie de catástrofes y accidentes que provocaron pérdidas elevadas para todas las empresas de reaseguro.

Fitch considera que el ROE se mantendrá en una media del 10%, pero aquellas compañías que cierren resultados por debajo de esa cifra se verán en serios problemas. Si el promedio de las reaseguradoras en cuanto a la rentabilidad es menor del mencionado, esto podría desencadenar un desinterés por este mercado y en consecuencia un cambio en la perspectiva de calificaciones de los reaseguradores a negativa. Hoy por hoy, la perspectiva de calificación de las reaseguradores es estable.

Por otra parte, según Martin Street, el cambio estructural y de políticas de reaseguros (que se han visto debilitadas), son una seria amenaza para aquellas empresas dedicadas a una sola línea de negocio y a aquellas compañías que solamente traten productos tradicionales.

Al hablar específicamente sobre capitales alternativos, Fitch espera que para el año 2018 la capacidad de ese mercado pudiera contribuir como mucho hasta en un 30% cifra que representaría casi la duplicación dl mercado actual.

El declive del mercado reasegurador puede que sea inminente y que las perspectivas negativas que se tienen hoy en día sean un problema inminente, pero ya muchos compañías se encuentran en la tarea de la diversificación de sus servicios, lo que puede ampliar de nuevo el mercado y darle un nuevo aire de modo que se mantenga de manera estable durante los próximos años. Sin duda, las compañías que quieran mantenerse en el tiempo , deberán ponerse a la tarea de buscar productos innovadors que hagan que vuelva el interés hacia el sector.

Fuente: Fitch ratings

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices