Internacional

Después de un volátil mercado re / asegurador en 2015 marcado por la actividad de fusiones y adquisiciones de empresas (también conocida por su acrónimo en inglés “M&A”) parece que este 2016 seguirá similar trayectoria.

Sin embargo, tal y como revela un reciente informe de la agencia de calificación Standard & Poors (S & P) este tipo de sinergias no es

tan satisfactorias como cabría esperar.

Los desafíos persistentes a los que se enfrentan las aseguradoras y reaseguradoras, condicionadas por rendimientos más bajos y oportunidades de crecimiento orgánico limitado, dio lugar a una ola de fusiones y adquisiciones en el año pasado.

Llevados por el contexto en un año 2016, que también marca una reducción de precios, exige a las empresas la adopción de estrategias como las antes mencionadas para asegurar su relevancia, aumentar a gran escala y en última instancia no quedar relegadas en una industria de tan rápida evolución. Ahora, cabe recordar, el marco de Solvencia II obliga a nuevos requisitos a las compañías.

“Mientras que los compradores, vendedores y banqueros de inversión parecen haberse tomado un breve descanso después de tanta locura, creemos que los flujos de estas actividades continuarán, aunque a un ritmo más lento, en el año 2016” explican desde S & P.

No obstante aunque las fusiones y adquisiciones entre los aseguradores y reaseguradores son prominentes, también indican que por el histórico del expediente su consolidación “no es muy fuerte”.

Al respecto, según un estudio de la agencia de calificación, desde el año 2000 más de dos tercios de las fusiones de la industria no lograron mejorar la capacidad financiera de forma suficiente para permitir una actualización del comprador.

En relación a las 50 mayores operaciones M & A los compradores vieron el 64% de sus calificaciones con perspectiva medianamente estable, mientras que un 22% obtuvieron acciones negativas, luego significa que sólo el 14% de los compradores completó de forma totalmente positiva sus acciones.

Si bien las probabilidades de perspectiva positiva y negativa parecen en parte compensadas, lo cierto es que a la hora de emprender estas actividades de fusión se pone de relieve lo difícil que es integrar con éxito dentro de la industria.

“Dicho esto, reconocemos los beneficios potenciales de las mejoras en diversificación y la posición competitiva, que creemos puede mejorar los ingresos futuros y la fortaleza de capital. Sin embargo, nuestra investigación empírica a través a lo largo del tiempo - y el uso de varias medidas – indica que la trayectoria en la industria mundial de seguros no es demasiado fuerte “concluye S & P.

En esta línea vale la pena considerar estas actividades para aquellas empresas de reaseguros que buscan oportunidades de crecimiento, que pueden estar mejor asociándose con inversores de capital alternativo para llevar fusiones y adquisiciones complejas mediante la adición de un grupo de capital eficiente y de bajo costo a sus estructuras de negocio.

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices