Internacional

Christian Mumenthaler, CEO del grupo de reaseguro, considera que el objetivo de conseguir un mundo de cero emisiones es “tan ambicioso o más que el de llevar seres humanos a Marte”.

Swiss Re, como reasegurador global, quiere desempeñar un papel muy importante en la defensa de las acciones destinadas a luchar contra el cambio climático mucho más allá de la industria aseguradora.

Es por ello que está colocando a la vanguardia de sus actividades comerciales la sostenibilidad y su compromiso de emisiones cero en el 2050. Considera que no se puede mejorar la eficiencia económica y  el bienestar mientras se continúe siendo vulnerable al riesgo climático.

El CEO de Swiss Re argumenta que el cambio climático es un tema que siempre altera emociones, y que por supuesto es comprensible que afecte a todos. Sin embargo, indica, no llegaremos a un mundo de cero emisiones en 2050 solamente con emociones, es necesario ser racional, poner en práctica el ingenio humano y elaborar un plan de acción concertado.

Compara el objetivo de lucha contra el cambio climático con el objetivo de ir a Marte, teniendo ambos proyectos en común la necesidad de un plan de acción viable, que sea adaptable, ágil y respaldado por un esfuerzo de múltiples partes interesadas. Asimismo, indica que para cada sector y cada fuente de emisión de carbono, se necesita evaluar qué tecnologías están disponibles para reducir las emisiones, qué brechas deben abordarse y cómo canalizar las inversiones de la manera más impactante.

Según su opinión, no se puede esperar a que los gobiernos coordinen esos planes, a pesar de los compromisos ya adoptados. Además, incluso dentro de la Unión Europea, no todos los países están preparados para comprometerse con el objetivo de cero emisiones. Las empresas tienen el poder de dar pasos significativos para abordar la crisis climática. Muchas empresas ya están adoptando prácticas más sostenibles, pero actualmente no es el esfuerzo concertado que debe ser. Todo el sistema, incluido el funcionamiento de la mayoría de las empresas y economías, y nuestra forma de vida dependen de mantener un entorno habitable.

Christian Mumenthaler conoce perfectamente que trazar un camino para salir de la crisis climática requerirá constancia y perseverancia. Es optimista sobre la idea de que se puede hacer el cambio, pero hay que actuar ahora antes de que sea demasiado tarde.

Concluye, “Juntos tenemos el conocimiento, la tecnología y las capacidades para desarrollar un plan viable para combatir la crisis climática y asegurarnos de que la humanidad no necesite buscar la salvación en Marte.

Fuente: Swiss Re

 

Buscar

twitter
Suscríbete para recibir nuestro boletin semanal
Acepto la Política de privacidad

Te recomiendo leer

siaservices